jueves, 8 de enero de 2009

Lo más mejor del 2008 – 2ª parte

Discos:





1.- Haarp. Muse. Creo que esto no lo había comentado por aquí pero Muse es la banda de rock más grande, que existe en el planeta Tierra en este momento (solo recordemos que la más grande de la historia es Black Sabbath y que los Beatles están fuera de la competencia). Y por lo tanto la edición del registro, en audio y video, de sus presentaciones en el remozado estadio de Wembley, no podían ser mas que majestuosas. Discúlpenme headbangers pero en Muse he encontrado las sensaciones que en los ochenta me dio el heavy metal y que tiene mucho que a mi parecer este género ha dejado de proporcionar. Desde el inicio del concierto, interpretando la monumental “Knights of Cydonia”, dejan claro quien parte el queso del rock en este momento. Y es que es increíble ver como estos tres changuitos arman semejante escandalazo y sin el menor temor para ventilar a la pléyade que los ha inspirado. Paren la oreja y a lo largo de su presentación, de manera inequívoca se dejan escuchar Queen, Radiohead, Iron Maiden, Thin Lizzy y Depeche Mode.






2.- Diamond Hoo Ha. Supergrass.
Han de saber que el Diablo hasta parece label manager de las bandas que le laten un chingo. Pero procura ser objetivo y cuando la cagan también lo reconoce. Sin embargo y por fortuna, este aún no es el caso de Supergrass, la banda prodigio de Oxford, a la cual el Diablo considera uno de los secretos mejor guardados del rock. Aunque esta placa no es la mejor de su discografía, lo cierto es que tampoco deja de ser un disco estupendo. En esta ocasión no nos entregaron uno más de los mejores discos de Paul McCartney como solista que Paul McCartney no ha grabado (Esa es mi teoría y espero fehacientemente algún día poder planteársela en persona al buen Maca), si no que ahora optaron por dejar salir a esos Who y Kinks que llevan dentro y como resultado recibimos una muestra muy cabrona, de ese viejo buen rock solo para iniciados, el cual también es su especialidad. Ese que los niños que depositan su fe en Reactor, jamás disfrutarán.


3.- Electric Arguments. The Fireman.
Harto revuelo causó este disco del alter ego de Paul McCartney, bajo el que se hace acompañar de Youth quien fuera bajista de Killing Joke y que también se ha desarrollado como productor de bandas como Siouxie and the Banshees, Depeche Mode, Guns .n Roses (chale!), James y U2. Como que mucha prensa especializada se sentía bien cabrona manejando esta información, según ellos muy clasificada. Sin embargo han de saber que:

1.- Éste es el tercer disco de The Fireman.
2.- Hace cinco años se llevó a cabo una escucha masiva del segundo disco titulado “Rushes” de The Fireman, y casi nadie de las más de cincuenta mil personas que asistieron se enteró. Esto sucedió en el Palacio de los Deportes, durante el performance que fungió como acto abridor de las tres presentaciones de Paul McCartney en nuestro país.

En fin, Electric Arguments dista mucho de los discos anteriores, los cuales de plano se movían en el terreno electrónico, experimental, Moog rock muy en la onda de Klaus Schulze. Y en esta ocasión apuestan por el rock garage, más en la vena acostumbrada por Youth. Y la otra novedad es que por primera vez hay vocalizaciones, principalmente a cargo de McCartney, quien por cierto ya se deja ver al lado de su compañero en las fotos del librillo del disco, lo que a mi parecer elimina por completo, ese halo misterioso que rodeaba al concepto de The Fireman.


4.- The Cosmos Rocks. Queen + Paul Rodgers.
Yo soy uno de los varios millones de seguidores, que sudamos frío mientras esperamos la llegada de esta grabación, la cual engendró cantidades monstruosas de expectativa y morbo a su alrededor. Pero el momento llegó y me parece que salieron bien librados de dos grandes pecados:

- No incluir a John Deacon en el proyecto (aunque parece que es él quien mandó al carajo a Brian May y a Roger Taylor).
- Seguir llamándose Queen.

En lo personal, aunque he de aceptar que es un buen cantante, Paul Rodgers nunca ha sido de mis preferidos. Pues me parece producto de un proyecto con el que Led Zeppelín agradeció a los Estados Unidos por favores recibidos, Bad Company.

La cosa es que en The Cosmos Rocks, nos entregan un buen puñado de rockeras clásicas, que bien pudieron haber formado parte de los discos de la última etapa de Queen ( por supuesto a lado de Freddie Mercury), como The Works o The Miracle, así como también algunas baladitas aburridas, las cuales también ya estaban presentes en la etapa mencionada. Pero a pesar de todo es un disco de estupenda manufactura, que dejará buen sabor de boca a todos los interesados.




5.- Watershed. Opeth.
Quien se iba a imaginar que una banda de death metal, podría desarrollarse hacia un género tan adverso del metal, como lo parecía el rock progresivo, y con estos sorprendentes resultados. De repente hasta mis amigos más longevos del Chopo son fans de Opeth. Ver para creer. Y a pesar de todo sigo sintiendo que la mayoría de sus fans se quedan a medias de disfrutarlos, debido a que desconocen (y hasta descalifican), a muchas de las bandas que han nutrido a Opeth en su crecimiento. Watershed parece ser el trabajo más consistente, luego de una ya larga carrera que disco con disco, cimentó una sólida escalera, que por fin ha llevado a la agrupación sueca a obtener el reconocimiento de círculos, que de igual forma siempre han hecho a un lado al rock pesado. Y como en el caso de The Mars Volta, Opeth hace música que requiere de un mínimo de iniciación con diversas disciplinas, más allá del pentagrama.




6.- Death Magnetic. Metallica.
Sin duda estamos ante el disco más polémico del año y les sugiero que se eviten las cantaletas de que ya no es lo mismo y que ya no creo en ellos, y que si el Ride the Lightning... Miren, también los conocí en aquellos tiempos y de hecho el primer disco que les escuché fue precisamente el Ride The Lightning. Y créanme que en esa época sorprendía más escucharlos, es decir que el impacto era diferente. La cosa es que Death Magnetic sí me sorprendió y para bien. No sé si se deba a la mano del Rey Midas del Rock, Rick Rubin, o de verdad ahora sí le echaron ganas estos muchachos.

Finalmente podemos olvidarnos de Load y Reload y basuras como S&M y St. Anger, y trazar una línea imaginaria desde el álbum negro hasta este Death Magnetic. Y todo gracias a que Rubin les pidió que solo pensaran como si estuvieran en 1985. Eso fue todo, aunque en verdad no suena a 1985, es un hecho que suenan al metal norteamericano contemporáneo, es decir a Machine Head, Mastodon, etc... pero realizado por unos de los máximos artífices del género, los cuales habían perdido la brújula hace ya muchos millones de dólares. Es más, hasta se atreven a pisar por los territorios de Slayer en algunas rolas, con lo que asumo que el Matón debe de andar muy, pero muy calientito.

Death Magnetic es como re-encontrarse con un buen recuerdo. Esperemos que el tiempo les dé para más.




7.- Third. Potishead.
Por qué demonios dejaron pasar once años para grabar material Nuevo?. Eso me molesta, pues me hace sentir como que en realidad no tenían más ganas de hacer algo y que finalmente se vieron forzados a hacerlo. Elucubraciones del Diablo o realidad? No lo sé. Pero eso sentí cuando salió al mercado este Third. Sin embargo al escucharlo, es inevitable volver a emocionarse con las creaciones del conjunto bristoliano y sentirse absorbido por el ambiente de aquellos barrios ingleses.

Les confieso que siempre me brinco la predecible “Machine Gun” y de ahí lo disfruto por completo. Y aunque Portishead es un concepto que no obedece a modas y corrientes, al final algo me dice, que el tiempo de la banda ha quedado atrás. Espero equivocarme.








8.- Saints of Los Angeles. Mötley Crüe.
Creado como una suerte de soundtrack para The Dirt, el libro biográfico de la banda, Saints Of Los Angeles me resultó una sorpresa absoluta, pues Mötley Crüe es una banda que en lo personal sigo disfrutando a puños, sin esperar que vuelvan a entregar un disco memorable. Sin embargo lo hicieron.
Nuestra banda de guarros favorita se aventó de nueva cuenta un disco divertido, con muchos coros, mala leche y mucha melodía, los cuales son los elementos que incluso de lejos nos permiten percibir el olor, de los legendarios antros hollywoodenses que los vieron nacer. De hecho es más un disco glam pero del setentero, el de sus adorados New York Dolls. Y es de llamar la atención que de alguna manera volvieron realmente a sus inicios y no solo en lo musical, si no que también al editarlo de manera absolutamente independiente. Logrando vender cantidades de discos aún muy respetables, lo cual es una medida cada ves más recurrida, aun por las grandes bandas establecidas.






9.- Go Away White. Bauhaus.
Si Portishead se tardó once años en grabar, Bauhaus nada más se echó veinticinco! Pero bueno, la banda gótica por excelencia estaba desintegrada, por lo que hace de la naturaleza de este Go Away White aún más inaudita.

Bauhaus de manera sobrenatural, revivió de entre los muertos en 1998 y grabaron una canción para el soundtrack de la película “Haevy Metal 2000”. Sin embargo aparentemente las ganas por grabar un disco nuevo eran muchas y no se las aguantaron. El esperado disco lo grabaron durante poco más de dos semanas en 2006, aunque se editó finalmente a principios de 2008. Y se dice que durante la grabación sucedió algo de lo que ninguno de los integrantes ha hablado claramente, lo cual los llevó a una definitiva e irreconciliable separación. Por lo tanto el disco se lanzó de manera póstuma y como mero epitafio. En él se puede escuchar una rendición hacia el rock glam que los engendró, estrictamente el de Marc Bolan y sus T. Rex. Quizás es por eso que la placa pasó tan desapercibido entre sus oscuros seguidores, los cuales parece que ya se sienten mejor acogidos, en las tinieblas de engendros como Lacrimosa.







10.- Black Ice. AC/DC.
Desde hace mucho tiempo la realidad de los discos de AC/DC es que incluyen cuatro canciones rompe madre y un puñado de rolas más, lo cual a nadie le importa pues, la banda es grande entre los grandes. Sin embargo, en esta ocasión, mientras se debatían entre si continuaban su carrera o aventaban la toalla al cuadrilátero del rock, se decidieron por grabar Black Ice, el cual es un monumental trozo del mejor Rock And Roll, que el mundo ha podido atestiguar.
Sus aburridos detractores continúan diciendo que volvieron a grabar el mismo disco por decimosexta ocasión, lo cual podría ser cierto. Sin embargo como ya decíamos, eso a nadie le importa. Y menos cuando siguen elaborando canciones, que si bien se desarrollan desde un mismo principio, la cualidad de estos australianos es la de saber hacer de cada una de ellas, una pieza entrañable y de incuestionable personalidad. De tal forma la cosecha de clásicos de AC/DC nunca se acaba y solo les dificulta más la selección del material a interpretar durante sus presentaciones.









11.- Dig Out Your Soul. Oasis.
No es que yo quiera fungir como abogado del Diablo (bueno, así se dice, no?). Pero es que si se olvidan por un momento de que los hermanos Gallagher son unos hijos de la chingada y de que están privados con su influencia Beatle, van a poder disfrutar de la música de una de las últimas (y pocas), grandes bandas que Inglaterra ha donado al mundo del rock (según el Diablo otras dos son Supergrass y Muse. A huevo).

Por otro lado aclaro, si ustedes están chavitos y no conocen (y aparte les vale madre), a los Who, los Kinks, los Rolling Stones y por supuesto los Beatles, pues entonces nunca entenderán. Me refiero al rock de verdad, al rock basado en guitarras, el de riffs y solos memorables, con coros entrañables y mucha adrenalina. Eso es Oasis, les guste o no les guste. O mejor dicho lo puedan o no lo puedan entender. Si son mamones o no, me vale madre. Cuando escucho su música lo último que busco es que me caigan bien. Solo les comento que en la historia del rock, hay una lista interminable de mamones de antología. Aquí una lista breve: Ritchie Blackmore, John Bonham, John Lennon, Mick Jagger, Roger Daltrey, Geezer Butler, Blackie Lawless, Jon Anderson, etc...

Para su servidor Dig Out Your Soul es el mejor disco que Oasis ha grabado desde Be Here Now y chance desde What´s The Story Morning Glory. Pues me parece que en los últimos discos se habían encasillado en el abuso de los riffs sin mucha relevancia y de inevitable monotonía. Y en contraste, de nuevo están explotando sus cualidades con las melodías y ya permiten que sus músicos desarrollen sus capacidades (como ejemplo el estupendo bajeo de Andy Bell), a beneficio de la banda.










12.- Nostradamus. Judas Priest.
Los Dioses del Metal y su experimento metalero. Prueba superada y librada con honores. Judas Priest enseñando a las nuevas generaciones como se debe hacer de manera magistral, lo que ellos creían manejar a diestra y siniestra. O no? Alguien sabe cuantos discos conceptuales o de ópera rock metalera se editan al año? Bueno, pues el Sacerdote vino a hacer a la madre de todas ellas, no se diga más.
Nostradamus es un trabajo arriesgado de origen, con el que sorprendieron a medio mundo desde que anunciaron su concepción. Y aunque parecía que Judas Priest navegaría por aguas ajenas, recapacitando un poco caímos en cuenta de que eso de los conceptos ya se les ha dado y desde hace mucho tiempo. Basta con echar una revisada a las portadas y las letras de discos como Screaming For Vengeance, Defenders Of The Faith y Painkiller. Sin embargo Nostradamus es la experiencia de la agrupación metalera por excelencia, depositada en dos discos compactos (tres en disco de vinil), con más de dos horas de Heavy Metal, largas instrumentaciones e inserciones operísticas girando en torno a la vida de Michel de Nostradame. El exceso al servicio de sus majestades.










13.- The Bedlam In Goliath. The Mars Volta.
Ya comentábamos que con Opeth y The Mars Volta, se requiere ser un iniciado en otras disciplinas, aparte de la musical. Y es que créanme que solo así se puede digerir su condimentado platillo musical. De hecho, parafraseando, me parece que The Mars Volta es algo así como el mole poblano. De repente puede caerte pesado, pues para su elaboración se requieren de muchos ingredientes. Pero con su debida precaución es todo un festín. Definitivamente es un platillo pesado.

En esta ocasión los Volta armaron su desmadre, alrededor de varias experiencias que tuvieron al jugar con una ouija, que el guitarrista Omar Rodríguez López le trajo a su compadre, el vocalista Cedric Bixler-Zavala, de un viaje por Jerusalén. En estas sesiones aparentemente contactaron con un tal Goliath y como suele suceder (o al menos en estos menesteres), les empezaron a suceder cosas extrañas. Y como resultado nos brindaron una pieza más de su complejo rompecabezas, al cual seguimos sin verle las orillas.









14.- Happiness Is The Road. Marillion.
Parece que Marillion ya se enfrascó en su rutina de grabar año con año, un disco nuevo patrocinado por sus fans. Procedimiento en el cual se vieron como unos auténticos visionarios, al implementarlo hace ya mucho tiempo. Sin embargo a fuerza de la costumbre, en ocasiones estos trabajos les han salido ligeramente rebuscados. Y si a esto le sumamos que este es el decimoquinto trabajo de su discografía, podemos entender su esmero, por el que casi a fuerza nos entregaron otro disco doble.

Más allá del bien y del mal, Marillion logra con Happiness Is The Road, superar a su predecesor, el blando e insípido Somewhere Else, regresando a los trabajos conceptuales de consistencia, en la vena del antepenúltimo Marbles. Y conocedores de sus tendencias, decidieron entregar este trabajo en el formato de dos discos por separado pero unidos en concepto. El primero, Essence, es tranquilo y en ocasiones pareciera que lo terminaron a la fuerza. Sin embargo el segundo, The Hard Shoulder, nos devuelve al Marillion que toma riesgos y que continua pisando fuerte.
Y si ya en la década de los ochenta, que hicieran rock progresivo en plena explosión metalera era una hombrada, el hecho de que ahora lo sigan haciendo es algo inaudito.







15.- Universevil. Maligno.
Olviden todo lo que han leído y enfóquense en Universevil de Maligno. Sin la menor duda, mi disco favorito de todo el año. Los regiomontanos vinieron a comprobar con su segunda entrega, que calificarlos de banda sabbathera es un término que ya se queda corto.

Universevil demuestra que Maligno es una banda que se perdió en el tiempo y me imagino que si ellos hubieran vivido este momento en la década de los setenta hubieran causado estragos. Este entrega se cuece aparte y sus terrenos ya van más allá del rock pesado. Y retomando los términos sabathescos, Universevil es su equivalente a Sabbath Bloody Sabbath, es decir una majestuosa muestra del mejor rock pesado, refinado y estupendamente ejecutado y sin temor por aventurarse en el progresivo o en un viajesote psicodélico. De la misma forma, con la imponente Killing Sunshine lograron lo que cualquier banda maciza quisiera para un domingo, y eso es tener su propia Into The Void. Quien sepa de lo que hablo podrá darme la razón o de lo contrario espero una sustentada discusión. Con ansias espero de ellos ya una nueva grabación.

Hail Maligno!


Esta es toda mi selección, de entre lo que pude escuchar. Y por default enlistaré varios discos que por cuestiones que a todos nos han partido la madre, ya no pude adquirir pero que de haberlo hecho sin duda aquí hubieran aparecido:

- First Underground Nuclear Kitchen. Glenn Hughes.
- The Formation Of Damnation. Testament.
- Wake The Sleeper. Uriah Heep.
- Motörizer. Motörhead.
- Revelation. Journey.
- Good To Be Bad. Whitesnake.




10 comentarios:

El rock chingón dijo...

Me parecen acertados tus comentarios salvo en el NOSJETIAMUS de Judas Priest el cual en lo personal me pareció una porquería que ojalá no hubieran sacado. Pero cada quien sus gustos.

Omar Alex Herrera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
El rock chingón dijo...

Bueno, ya también tu eres objeto de ataques. Que la gente no entiende que un blog es algo personal????.

arcgabriel dijo...

Chido viaje y resumen del año, My Champiòn, se agradece y siempre es un placer leerte.
ojalà puedas publicar màs de tus fotos, siempre son un agasajo.

SALUDOS.

Rik dijo...

Con respecto al album de PORTISHEAD: Cuando lo escuché por 1ra vez solo pensé "tss, ya estan locos" y tiempo después leí exactamente lo mismo (lo mismo) en una reseña.
Creo en si que este album es grandioso, y además me gustó el que no regresaran a "complacer" a un público "siguiendo" el estilo, sino a hacer lo que traian actualmente en la cabeza, sin miedo a fracasar comercialmente. y justamente por eso no creo (no lo sé) que fuera un trabajo por compromiso.
chido

Icarus1 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Icarus1 dijo...

jajaja me encantan las listas,siempre se me hacen divertidas, en este caso la cosa se pone rara, muse la banda de rock mas grande ._.???

Nel la mas grande son los White Stripes buneo Jack White (por que tambien con los raconteurs es el mero mero ) jajaja bueno supergrass y the fireman como que se me hacen del monton y hasta raro verlos en una lista en tan buena posision, el de queen con el mono ese xD ni lo escuche,y esos de opeth se me hacen como de metalero mamerto y creido, pero si son de las mejores bandas que han salido tecnicamente hablando claro, metallica pienso igual y Portishead como bien dices "el tiempo de la banda ha quedado atrás" o mejor dicho en el ipod de esos disque azotados.
el de motley crue no me gusto el de bauhaus nunca lo escuche pero ese de ac/dc es el mejor de año, esos monos de oasis me cagan y no no son de las mejores bandas y nada tienen en comparacion con bandas que mencionas

bueno nostradamus se me hizo cumplidor.

esos de mars volta que?? bah no que muy iniciado en las disiplinas estos changos tocan horrible y gracias a los dioses de la musica no los entiendo,bueno y ni quiero jejeje...

no se que sea marillion pero seguro hoy no los escuchare.

y en el caso de maligno te doy toda la razon, aunque seria bueno que los dejaran de asemejar con los mas grandes no??? bueno ya varias bandas han cargado con eso y hoy no son mas que bandas que quedaron en la memoria ._.

jeje en fin buena lista y buenas reseñas,me encanta la opinion personal y mas cuando es insitante a hacer corajes jjaja no es cierto.

d dijo...

¡Hey Howdy! Como siempre un gusto leerte, me gusto tu lista. Coincido con algunos discos, si definitivamente The Formation of Damnation tenia que estar en la lista! me gusto mucho.

Saludos Saludos Diablo,

dafnis

merol666 dijo...

Mi estimado diablo, con esta reseña dejas en claro tus gustos musicales que no son enteramente de Heavy Metal, debo admitir que tienes comentarios de algunos discos que no estoy de acuerdo, pero si hago este ejercicio para mi, seguramente incluiria discos que solo a mi me gustarian.

Como siempre un gusto compartir comentarrios.

Abogadete!. dijo...

Salu2, mí muy estimado Capitán Howdy!!!

Como siempre un gustazo leerlo y ver su maléfica selección de discos de este 2008, concuerdo con usted en muchos puntos en especial con Opeth, Portishead, Supergrass, MUSE, Maligno, Metallica y Oasis (a quienes deberían de premiar, por incluir uno de los pocos DVD’s realmente entretenidos en su edición especial)… sin embargo, creo que fue bastante condescendiente con las nuevas producciones de Mötley Crüe (gran disco pero no sabría si enlistarlo en mi top chart) y en especial con la de Judas Priest (que ya hemos discutidos hasta el cansancio)…. pero ultimadamente, los blogs son tiranías y se vale despotricar como a uno le pegue en gana.

No obstante, prometo tomar en cuenta sus recomendaciones (“Electric Arguments”, “The Cosmos Rock” & “Go Away White”) que siempre resultan acertadas. Por cierto, le sugiero que escuche la nueva producción de un grupo nacional llamado the Arkitecht, titulada Hyperstructure, a la cual califico de absolutamente sorprendente, chequela.

Respecto de los conciertos, estoy de acuerdo con todos mis colegas lectores, la presentación de Megadeth, el 18 de junio en el Vive Cuervo, no tuvo madre, (¡!!!!!) para mi fue el concierto del año, peleando esa posición con Carcass… pero bueno, usted ya aclaró el porque de tan salvaje omisión, digo en mi listado no podré incluir la presentación de Judas Priest con Testament en el palacio, porque no pude asistir, así que lo entiendo completamente.

En fin, fue un verdadero placer leerlo Capitán Howdy y espero contar con sus satánicas consideraciones, así como sus amables netas en mi listado (el cual aún no he subido, Je!!)… cuídese y estamos en liga con el chamucho.

Evil in league with satan