lunes, 8 de junio de 2009

Metallica - Una banda adulta de heavy metal.


Como era de esperarse,los conciertos de Metallica han provocado los comentarios más adversos entre sí y lo curioso es que todos los criterios, parecen acertados en esta ocasión.






Foro Sol, Junio 4 de 2009.


Empecemos por recordar que hasta hace poco más de un año, Metallica era una de las bandas más odiadas por los metaleros más recalcitrantes y la más defendida por los metaleros más suaves y aduladores (la verdad, la verdad, ni se peinen). Y es que luego de volverse insoportables, a causa de lo prominente de sus bolsillos (principalmente), y de haber desconocido a sus fans y a sus mismos principios como banda de heavy metal proveniente de la escena subterránea, enredándose en el asunto Napster; y principalmente por haber grabado dos discos malos, uno para vomitar y otro en vivo con una orquesta quesque muy experimental e innovador, del cual un maestro como Jon Lord (tecladista de Deep Purple), le comentó al Diablo que era una auténtica mierda!, Metallica tuvo a bien contratar a un productor discográfico que pareciera ser un auténtico Rey Midas del rock: Rick Rubin, quien solamente les pidió que al estar componiendo hicieran de cuenta que se encontraban en 1984. Eso fue todo lo que necesitaron para demostrar, que unos cuantos discos malos no derrumban una carrera como la de ellos.






Saluden al helicóptero.

El resultado fue “Death Magnetic”, un disco estupendo de heavy metal, el cual a muchos nos ha gustado y a los necios y envidiosos (ojo, unos son unos y los otros otros. O sea que los dos no son el mismo guey, cada quien sabe cual es su caso), los mantiene en su posición de: no me gustó! Pero nadie puede decir que el disco sea malo y todos coincidimos en que es lo mejor que Metallica ha grabado desde hace muchos años.


De tal forma, el Diablo por alguna extraña razón (dado su alto grado de mamonería), los perdonó muy fácilmente y desde entonces esperaba con mucho gusto el concierto del jueves pasado.




Fight Fire With Fire!




Hubo dos abridores, Resorte y Avenged Sevenfold. A los primeros no los atendí bien, pues conversaba con mucha gente y aparte nunca han sido santos de mi devoción, pero tengo la percepción de que los recibieron bien. Y Avenged Sevenfold es una banda muy joven, que me parece que no tiene muy claro cual es el sector del público al cual se quieren dirigir, lo cual es algo que me quedo muy claro, ya que el año pasado a ellos les realicé la primer entrevista que me encomendó la revista Rolling Stone (y que a fin de cuentas no publicaron). Son muy jóvenes y de igual forma les gusta el hardcore contemporáneo, que el metal de Slayer y Pantera. Entonces me parece que pueden empezar bien una canción, con buenos riffs y armonías, y de repente se pierden entre que quieren ser muy malos y dar miedo. Como es de esperarse tienen mucho éxito con los adolescentes y los emos. Y la cosa es que aunque sonaron bien, fue claro que a la gente no le gustaron.







Poniendo al tiro el Foro Sol.

He de decir que desde que llegué se percibía un ambiente de tranquilidad, como de domingo por Chapultepec, paseando sin la menor prisa. Todo se desarrollaba con calma, salvo el acostumbrado desmadre vial que al parecer esta por completo, fuera del control de la autoridad o instancia a la que corresponda o de los mismos promotores. En fin, ellos sabrán a quien le toca.

El Foro Sol estaba a reventar, salvo un par de secciones en la parte de hasta atrás en las gradas, lo cual evidentemente no se vendió por alguna razón premeditada, quizás la visibilidad limitada. Y en este escenario emocional, créanme que disfrutar de la selección musical como música de fondo de Def Leppard, Dio, y Scorpions entre mucho nosotros fue un placer. Y mientras tanto, como suele hacer el Diablo en estos momentos, andaba de chismoso recorriendo visualmente los aspectos técnicos, cuando con mucho gusto se fue a parar justo enfrente de la consola de audio, para ver en acción al legendario Big Mick, quien es un ingeniero de sonido, que entre otros artistas ha trabajado con Ozzy Osbourne, Def Leppard y Led Zeppelín.




Dos viejos conocidos de Metallica.


Y a las nueve con cuarenta y dos minutos, luego de escuchar con volumen estelar “War Pigs” de la banda más grande del mundo y “Heavy Metal Thunder" de Saxon (la cual sonó monumental), comenzó la tradicional proyección del clip de “El bueno, el malo y el feo”, enmarcado con “El éxtasis del oro” de Ennio Morricone; o como escribieron en la reseña del periódico Reforma: “comenzó la proyección de un video del grupo formado en California, en el que se mostraba a un hombre despertando en un cementerio, a plena luz del día”, así, hasta como que en tono poético. Carájo, pero para reconocer a Francisco Palencia, a los integrantes de Moderatto o a Alonso Ruiz (con su guayabera de Motörhead, durmiendo una siesta arrullado por Resorte), entre el público sí están bien buenos los periodistas, en fin. Al término de esta introducción clásica por muchos años tanto con Metallica, como con los legendarios Ramones, el latido del corazón y James Hetfield daban inicio al concierto con “That was just your life”. Impecable la interpretación de la banda y ahora sí con un bajo que suena y cabrón. Discúlpenme fans de Jason Newsted, pero Robert Trujillo sí es un bajista para admirar.




Es que su boleto era de los de hasta adelante.


La calidad del audio era impresionante, así como también el equipo de iluminación. Y precisamente sobre este punto discutía con un amigo, acerca del viejo mito de que en México no hay el equipo y la infraestructura para que las presentaciones de este tipo de bandas, se realicen como en Francia (el cual era el país en discusión), y es que ver el despliegue técnico para la grabación de este concierto es sorprendente. Camarógrafos por todos lados y grúas en lugares específicos con el mismo fin. El escenario era sencillo, tan solo con un par de rampas a los lados que permitían a los músicos desplazarse hasta un corredor que pasaba por detrás de la batería.




Echando la paloma en los camerinos del Foro Sol.



Varias horas antes del concierto, se llevó a cabo una conferencia de prensa en la que le entregaron a Metallica un disco de platino, por más de 1,800,000 copias de discos vendidas en nuestro país (lo cual como que se me hace poco). Y ahí mismo Lars Ulrich anunció que cambiarían las canciones a interpretar durante los tres días. Y para más detalle, aquí tienen el set list del concierto del jueves:


Jueves 4 de junio:




That Was Just Your Life
The End Of The Line
Creeping Death
Holier Than Thou
OneBroken, Beat And Scarred
Cyanide
Sad But True
The Unforgiven
All Nightmare Long
The Day That Never Comes
Master Of Puppets
Blackened
Nothing Else Matters
Enter Sandman
- - - - - - - -
Helpless
Trapped Under Ice
Seek and Destroy





Echando la hueva en los camerinos del Foro Sol.


Como dije anteriormente, dado que al Diablo le gustó bastante el “Death Magnetic”, pues ya esperaba que precisamente el material de este disco fuera la prioridad durante esta noche y así fue. Y como ya había revisado lo que estaban tocando durante la gira, entonces tampoco me tomaron por sorpresa. Y de hecho si hubieran decidido tocarlo íntegramente, tampoco me hubiera desagradado. Me parece que si Metallica es una banda que ya se ha presentado en otras ocasiones en nuestro país, entonces sin problema pueden pasar por alto algo del material clásico. (aquí me llevo el repudio de los metalheads, lo sé).





Durante la conferencia de prensa.



En cuanto al desempeño de la banda, me pareció estupendo, salvo la evidente incapacidad de Lars Ulrich por aguantar la velocidad que lo dio a conocer hace más de veinticinco años, con ese viejo doble bombo de antología. Pero esta noche, mientras los observaba con mucho gusto entre miles de personas, de los más diversos círculos sociales, en total tranquilidad (algo extraño dado lo que uno se esperaba de un concierto de Metallica con entrada general en la zona de pista), me doy cuenta que lo estoy disfrutando mucho y agradezco no tener que desgastarme tanto, como lo fue por ejemplo con la multitud de Iron Maiden.




1,800,000 copias de discos vendidos en México.



Otra cosa que me llamó la atención es que James Hetfield no dijo una sola mala palabra durante la noche, aunque quizás algún shit sí se le escapó; lo cual sin dudad es el evidente pago para librarse del alcoholismo, al haberse refugiado en la religión (al menos para quien así lo considere). Pero por otro lado, este cambio de actitud y hasta personalidad, hace evidente lo fiel de su aparente emoción ante el monstruo de las cincuenta y cuatro mil cabezas (según fuentes oficiales). Entonces eso hizo que el Diablo entrara esa noche, en una extraña comunión con Metallica. Extraño, lo sé, muy extraño.




Big Mick, otra leyenda al rededor de Metallica.




También pudimos ver, batallando con la altura del escenario a esa leyenda de la lente y el heavy metal (más específicamente), llamado Ross Halfin. El legendario fotógrafo británico, acompañó de nuevo a Metallica por nuestro país, pues de nueva cuenta ilustrará con su trabajo el empaque para el dvd que se editará de estos conciertos. Y como suele ser en estas ocasiones, también los acompañó a Teotihuacán, ya que como él mismo dijo: “me encomendaron capturar la vibra”.





Echando desmadre para la foto en Teotihuácán.




Para ese día ya era fuerte el rumor de que probablemente, durante uno de los tres conciertos interpretarían completo el “Master of Puppets” (algo que para este día sabemos que no sucedió). Sin embargo, si al Diablo le hubieran puesto a escoger entre esta opción y escuchar su (quizás), rola favorita de Metallica: “Trapped Under Ice”, definitivamente se hubiera quedado con la opción B. Por lo que se pueden imaginar el júbilo que le causó escuchar a Hetfield preguntar a la gente si tenían el disco "Ride The Lightning", porque la siguiente canción que interpretarían era una que no acostumbran tocar muy seguido y para ello pidió más efusividad de su parte, luego de que miles se quedaron estáticos ante “Helpless” de Diamond Head (lo cual en verdad fue penoso). Digo, al menos podían haber aplaudido más. Y es que siendo este concierto el que se vendió al final, luego de agotar el boletaje de los dos primeros en cuestión de minutos, era de esperarse que en esta ocasión el público se conformara por metaleros, fresones, poperos, rockeros promedio, chismosos y rockeros de ocasión de los que nunca en la vida dejarán de ponerse la playera que se compraron esta noche, cuando vayan a un bar de covers con sus compañeros de la oficina, y demostrar que si de rockeros se trata ahí están ellos; entonces por eso es que la multitud estaba relativamente tranquila. Y por lo tanto podríamos esperar que para los conciertos restantes, hiciera acto de presencia un público más conocedor y exigente. Pero a pesar de esto, de repente se formaban varios remolinos de slam muy amigables y en buena onda, los cuales eso sí, se veían bien chingones en las pantallas gigantes, gracias a los valientes camarógrafos que andaban en medio de la bola.





Ross Halfin y James Hetfield conquistando cumbres.


Entonces luego de “Trapped Under Ice”, como era de esperarse llegó el final – final con “Seek And Destroy”, la cual de acuerdo al sector rudo de fans-hardcore de Metallica opinan que no los convenció mucho. Pero al Diablo sí. Y es entonces que recurro a lo extraño del caso, ya que el Diablo se la pasó de lujo, a pesar de los arreglos más lentones que le hicieron a las canciones de su añorada época de thrash metaleros. Y es que para asistir a estos conciertos, se debe de tener en cuenta que es imposible que toquen como lo hacían cuando los conocimos. Porque nosotros mismos hemos envejecido como ellos (chale, suena bien dramático pero así es). O a poco no, nuestra respuesta como fans y entusiastas, también ha mermado?



James Hetfield.



Metallica es la única banda de heavy metal que pertenece de manera absoluta al rock corporativo y de estadio, y para que se atrevan a cambiar el orden y la lista de las canciones noche tras noche, significa que algo pasa con ellos. Sobre el escenario tuvimos de nuevo a una banda de heavy metal que parece seguir disfrutando mucho de su trabajo, y que si siguen como hasta ahora, coincidiré en que así lo están haciendo. De nuevo son solo cuatro músicos ataviados de mezclilla (bueno, Trujillo de bermudas), sin ropa de diseñador ni maquillaje (salvo Hammett con algo de delineador), tocando del mejor heavy metal del mundo. Y con discos como el “Death Magnetic” y presentaciones como estas, al Diablo y a muchos de sus seguidores, no les costará nada confiar de nuevo en esta banda de la que: “comenzó la proyección de un video del grupo formado en California, en el que se mostraba a un hombre despertando en un cementerio, a plena luz del día” Ja, ja, ja!

Sad But True!




Lars Ulrich.




Sábado 6 de junio:

Creeping Death
For Whom The Bell tolls
Ride The Lightning
Disposable Heroes
One
Broken, Beat And Scarred
The Memory Remains
Sad But True
Turn The Page
All Nightmare Long
The Day That Never Comes
Master Of Puppets
Fight fire With fire
Nothing Else Matters
Enter Sandman
- - - - - - - -
The Prince
No Remorse
Seek and Destroy


Kirk Hammett.


Domingo 7 de junio:


Creeping Death
Fuel
Wherever I May Roam
Harvester Of Sorrow
Fade To Black
Cyanide
...And Justice For All
Sad But True
The Day That Never Comes
All Nightmare Long
One
Master Of Puppets
Dyers Eve
Nothing Else Matters
Enter Sandman
- - - - - - - -
The Wait
Hit The Lights
Seek and Destroy



El sobrino de Valentín Trujillo.




El grupo formado en California.




!Aviso¡
Esta noche a las 21 hrs. en "Musica de Locos" de Radio Ciudadana (660 de AM), escuchen los comentarios acerca de los conciertos de Metallica en México y el mejor heavy metal de la década de los ochenta.

6 comentarios:

El rock chingón dijo...

Yo fui el sábado y fue un sueño hecho realidad. No digo mas, el que estuvo sabe lo que pasó ahí, el que no no lo sabrá nunca porque no hay palabras. Lo que si me hipercagó fueron los pinches abridores tan chaquetos. Resorte es una mierda quesque metalera pseudo rapera y Avenged Sevenfold son un asco. Saludos.

merol666 dijo...

Que tal Diablo.

Muy completo tu comentario, pero te falto detallar mas lo del sabado, uno como metalero de la vieja guardia, no espera impaciente (enter sandman), claro que no, espera rolas que casi nunca tocan, rolas de epoca, rolas que tal vez solo uno las disfrute/conozca, y asi fue, despues de ver el setlist del jueves, me quede con las ganas de oir The Wait y Trapper Under Ice, pero el sabado que asisti, me quede sin palabras/aliento/emocion haber escuchado THE PRINCE y NO REMORSE (fue mi momento), los que conocen estas rolas sabran lo que digo...

merol666 dijo...

Perdon era HELPLESS, The wait, fue el domingo.

Alexey dijo...

Yo fui el sábado, y la verdad valió mucho la pena, aunque todavía esperaba rolas como Lepper Messiah, Battery, Whiplash, pero no siempre se puede todo. Y como ya sabes que vivo cerca del foro sol, pues supe y vi a algunos emos y similares en el concierto del jueves. Y el público más conocedor asistió sobre todo el sábado. El sonido realmente excelente, hubo orden, y eso si, mucha lluvia de chela (decían al cabo es sol, y esa es mejor aventarla que beberla). Se armó el slam en la sección B del lado izquierdo y bastante bueno.
De los abridores, pues estuvieron de sobra, aunque nunca falta quien les aplauda, para mi ni existieron. Con todo y críticas, Metallica sigue teniendo un lugar en la escena metalera, quizás no al mismo nivel que otros, pero lo tiene; y como dices en tu reseña, la edad influye...
Saludos

Ernesto dijo...

Es como todo concierto de grandes bandas, los que vamos a ecuchar los "exitos" del ayer de antes del negro(el hetfield me llevará apenas unos meses de edad); los que solo se saben del negro pa'ca, y los que solo van al desmadre aunque no tengan ni idea de lo que es el metal, no quiero decir "verdadero" para no caer en un cliche, pero bueno. Fui al de jueves y aunque me parecio un show excelente (sonido, luces, escenario, etc.) y como ya no se me pegan tan facil las rolas del magnetic, no llenó mis expectativas de oir mas de los tres primeros; fue una muy grata sorpresa escuchar Helpless (sabiendo que es del 5.98 más que del garage days). Y fuera de eso, viendo las reseñas, comentarios y setlist, hubiera preferido ir al del sabado. Me imagino que el mezcal fest de septiembre será algo parecido, pero a otro nivel, "esperando los exitos del ayer", jajaja.
Salud!

FILOSOFÍA Y BIOÉTICA dijo...

DIABLO PACHECO:¡No mames!:ya eres un DIVO, nos impones a tus lectores tus criterios con tu neo-buena ondez y pues ahora estás por lo agradable y les perdonas mucho a esta banda overrated---sobrevalorada--- pues dicen que en México todo perdonamos y alabamos a muchos grupos injustificadamente..
Por primera vez, te veo una cana, verdadera, no como las que te pinta para verte más decadente: estás haciéndote conformista, prefiero ver al chavo que eras que les aventó globos con agua MENUDO y conste que apenas ibas en primaria, luego y les mentaste su progenitora a PARCHIS, y le dijiste a CHARLY el de GARIBALDI que todo lo que hacía su grupo era calabaza......
Una súplica: No pierdas tu fibra de crítico exigente y ojaldrón.
PD. No te gastes tus ahorros hazte vegetariano...Saludos...