domingo, 24 de octubre de 2010

Un mundo sin héroes - Cuando los dinosaurios del rock poblaron la tierra.




El salón de clases lucía sombrío con apenas una docena de alumnos del sexto grado de primaria, los cuales portaban unos pequeños pero sofisticados aparatos sobre sus cabezas, cuando la maestra les indicó lo siguiente:

- “Niños, busquen en el servidor de su simulador sensorial el tema Artes y disciplinas sociales, el apartado del Siglo XX y abran el archivo de Música popular hacia finales del milenio. Estúdienlo y tienen de tarea para entregar mañana un resumen del tema “Heavy Metal”, en sus dos épocas: A.D. y D.D".


- "Maestra, maestra! Que significa A.D. y D.D.?”, preguntó el alumno del pupitre de hasta atrás".
- "Ah, es por las iniciales de Antes de Dio y Después de Dio. Ronnie James Dio fue el cantante más representativo y uno de los músicos de mayor influencia para ese género musical".








Más tarde el pequeño de la inquietud por aquellas iniciales, con lo ojos cerrados y con unas breves y controladas emisiones eléctricas emitidas sobre sus sienes, veía/vivía en el interior de su cabeza una interpretación de “Country Girl” del tal Ronnie James Dio, al lado de Black Sabbath en el Hammersmith Odeon (un viejo templo londinense, en el cual se llevaban a cabo estas celebraciones paganas). El documento databa de finales de 1980 o principios de 1981, no había más precisión al respecto.

El despliegue artístico de estos ancestrales héroes de la revolución musical, causó en el pequeño una sensación desconocida hasta entonces en él. La emotividad de esos riffs, el poder de las emisiones vocales de Ronnie James Dio y el golpeteo que la base rítmica provocaba en el corazón del estudiante, en conjunto lo llevaron a experimentar una emoción que su breve existencia jamás había experimentado. Y al finalizar la reproducción de la ficha virtual, se percató que sin querer sus puños estaban fuetemente cerrados y por sus endiduras corrían gotas de sudor.


En un mundo con sensaciones controladas, en el que cualquier insurrección es de inmediato apaciguada y en el que todas las necesidades son satisfechas de forma automatizada, precisamente lo que más se echará de menos sera a los héroes.

Pero afortunadamente para nosotros, amable lector, que nos ha tocado la fortuna de atestiguar el paso entre dos siglos de vital importancia en el planteamiento y desarrollo de la música popular, la vida nos ha permitido adorar y enaltecer a estos héroes del rock (que es el tema que de momento nos atañe).





Y es que en el rock, las categorías heróicas y de deidad por supuesto que son variadas. Y solo por reafirmar, recordaremos que en este espacio la máxima jerarquía corresponde a Black Sabbath, pues los Beatles están fuera de toda competencia. Sin embargo, en el nivel de los consabidos Sabbath se encuentran todos aquellos que a su lado, desarrollaron el rock en niveles exponenciales de calidad e interpretación y siempre estos han de ser nuestros parámetros de calidad y comparación, pues no debemos permitir que cualquier mequetrefe se meta en la cola de los grandes.



De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española, Héroe es aquel ilustre y famoso por sus hazañas o virtudes y que lleva a cabo una acción heróica. Así que no entraremos en discuciones bizantinas por celebrar a tal por cual, pues la realidad y los criterios son únicos e irrepetibles. De tal forma ha de quedar clara la abismal diferencia entre un caballero como Ian Gillan y un pelele como Axl Rose; o a caso alguien quiere entrarle al ring? Amén.

Así que el mundo del rock ha perdido a diversos de sus héroes en diversas etapas o categorías. Y aquí nos llegan sin orden alguno los primeros y estos son los de fugaz intervención pero indudable importancia, como lo fueron Hendrix, Joplin y Morrison. También estan los que cuya relevancia en el rock fue de suma importancia, pero que ya se encontraban absolutamente agotados y cuya pérdida era cuestión de tiempo como: el Rey Elvis, Joey, Dee Dee y Johny Ramone. Otros son los que el desgraciado destino se llevó sin la menor oportunidad de negociación, como Stevie Ray Vaughn, la maldición de los Allman Brothers, Ritchie Valenz y Buddy Holly, Randy Rhoads, Dimebag Darrell, etc.




Una catergoría medio penosa es la de el que por su gusto muere, hasta la muerte le sabe. Y en ella están: “Bonzo” Bonham, Bon Scott, Freddie Mercury, Keith Moon, Phil Lynnot, Steve Clark, etc.

Otra categoría de nefasta existencia es la de los que no se la merecían, pero que a alguien a su lado sí le convenía su muerte. En esta están: Brian Jones y Kurt Cobain.

Pero la más nefasta es la de los pobres diablos, aquellos que ni muertos merecen pertenecer a las pleyades del rock y que también son conocidos como las más grandes estafas del rock. En esta figuran: Sid Vicious, Shannon Hoon y Axl Rose... a no, ese aún no (chín).






Y la que su diabólico servidor (y estoy seguro que muchos de ustedes también), considera la más desgraciada y por la que agradeceríamos que quien sea que mueva las cuerdas del destino, fuera como Chabelo y tuviera una catafixia de la vida, es la categoría de los auténticos Héroes caidos. En esta se encuentran John Lennon, George Harrison y Ronnie James Dio.






Estimado lector, por razones naturales, se vislumbra que nos tocara presenciar la partida de muchos de nuestros héroes. Los auténticos y los que en duda estarán. Y el estado actual de la música, que aunque en momentos parece saludable, la verdad es que adolece de personalidades que como las ya mencionadas, tengan cualidades de revolucionarias y propositivas. Porque lo cierto es que tampoco se puede revolucionar o crear siempre algo nuevo y cada ves parece más dificil renovar el estado de las cosas. Así que disfrutemos lo que el destino nos ha dado oportunidad de atestiguar y busquemos siempre a aquel héroe desconocido. Y también sean todos ellos bienvenidos por estos sus viejos territorios, ahora que se manifestarán en proximas fechas. Saludos a todos.




6 comentarios:

ana cristina dijo...

De acuerdo en todo... pero aún así, voto por que también Freddie Mercury volviera!

Nazir dijo...

si de votar se trata, indudablemente enrpiemra fila está Dio, luego vienen a discreción de cada quién, yo pondria a Morrison, Moon, Joplin y Cliff Burton. Sólo para empezar, y la neta es triste pensar que este género que tantos amamos está en decadencia,tan es asi que yo corro a refugiarme en mi idolo del presente: Arjen Lucassen y me doy cuenta de como palidece bajo la sombra de los verdaderos grandes...

Jaime Palacios dijo...

¿ Peleles, Nefastos, Shannon Hoon, Sid Vicious y Axl Rose ?, me parece bien que pongas por los cielos a Dio, Black Sabbath, AC/DC y demas, pero que pongas por los suelos a Axl, Shannon y Sid, no lo entiendo,OK, Sid Vicious no tocaba ni una nota,pero es el que le dio significado a la palabra "Punk", aparte de que los Sex Pistols le sacaban 100 vueltas a los Ramones en todos los aspectos, Shannon Hoon ?, que te ha hecho para que lo pongas en esa lista?, grabo dos de los mejores discos de los 90s, ya se que como no suenan a Heavy Metal no te merecen respeto, no se si has escuchado sus discos, si no los has hecho, hazlo,seguramente te has de referir al grupo como muchos otros, como:"Los del video de la abejita", como si fuera la unica cancion decente que hayan grabado, ( De hecho para mi, es la que menos me gusta de sus dos discos ), y bueno, que quieres que te diga con Respecto a W.Axl Rose, en la actualidad se ha dedicado a poner por los suelos el nombre de GN'R, pero...se gano el cielo ( O el infierno ) eterno, cuando grabo el que sin duda alguna es el mejor disco de la historia del Rock, hablo obviamente del "Appetite for Destruction", asi que,cuando te refieras a Axl Rose hazlo con mas respeto, por lo demas estoy de acuerdo contigo,ahora que tampoco entiendo tu fanatismo por una bola de payasos, como lo son KISS,que no tienen nada que ver con el rock, tanto asi que en su momento,Eddie Van halen Y los Guns, les dijeron, "Gracias, pero no gracias" a Paul Stanley y Gene Simmons, a la hora de producir los discos debut de ambas bandas, y si odies a Axl Rose,a pesar de todo lo que pienses, sigo tu blog y tus comentarios siempre, Saludos!!!

Rik dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rik dijo...

Pienso algo similar a Jaime Palacios en cuanto a que el gusto no demerite la acción. Mas mi comentario va para otro lado; y aunque sé que los blogs que escriben son de gusto mayor hacia el metal, yo por alguna razón pienso en aquellos que independientemente de que llenen estadios, actúan como impulsores del movimiento.
pondré 2 ejemplos: Poco se habla de que K.Cobain realizó infinidad de conciertos sin remuneración apoyando causas de libertad sexual, nunca aceptó tocar en conciertos para "solo mayores de edad" además de casi siempre él imponer de teloneros a bandas subterráneas con único propósito de apoyarlas (entre otras causas). Otro caso es el de Ian MacKaye (Minor Threat, Fugazi, Evens), musico, productor y manager de todos sus proyectos, ha cambiado la idea de lo que es vivir de la música, además de influenciar a mas de una generación con el movimiento DYS.
En gral, me agrada la idea de pensar en que además del aporte musical, exista otro parámetro para valorar a una persona.
me latió la idea de un tema en varios blogs. chido

Isael/Demás álter egos dijo...

"Pelele" Shannon Hoon? una de las voces más frescas y personales de los 90´s. Se ve que ni siquiera conoces su música y solo te guías por prejuicios absurdos. Y que lugar tan común defenestrar a Axl Rose, por favor! Que desfasado. Todo estos "peleles" han contribuido al Rock en gran medida -te guste o no- ¿no se supone que esta era una apología de sus interpretes más característicos?
Ian Gillan generalmente da pena actualmente; "caballero" o no, destroza los clásicos de Purple cada que tiene oportunidad y hace mucho que no tiene nada que ofrecer; cosas de la edad, no es para llamarle "pelele" ni nada.