domingo, 16 de octubre de 2011

Michael Schenker y Uli Jon Roth en Chihuahua, México. 2 de octubre de 2011.



Todo comenzó hace unos meses, cuando un amigo (internauta y bucanero), me comentó que en el sitio de Michael Schenker estaba anunciada una fecha al lado de Uli Jon Roth, para el estado de Chihuahua el 2 de octubre. De tal forma que nos dispusimos a buscar más información, pues el evento se antojaba de fábula.


La información desde entonces fué muy escueta y dicha situación no cambió jamás. Lo más que nos enteramos es que el evento formaría parte del Festival Cultural Internacional de Chihuahua 2011 y si queríamos hacer las cosas aún más confusas (y sobretodo dudosas), hace unos días desde los diversos frentes informativos, los propios participantes anunciaron que la gira “Three Guitar Heroes: Michael Schenker, Uli Jon Roth & Leslie West”, se pospondría debido a las dificultades generadas por la amputación de una pierna a West.


Y pues con esta incertidumbre decidimos emprender el viaje a la ciudad de Chihuahua, para verificar qué prevalecía al rededor de este tan extraordinario, como extraño evento.




Ese día al llegar al Parque El Palomar, el lugar sede, lo primero que me sorprendió es que se trata de una explanada, con un asta gigante para la bandera en el centro de la misma y un gran esecenario al fondo. Para accesar al lugar no hay que pasar por alguna puerta principal o algo por el estilo, pues el lugar esta absolutamente abierto al acceso. Y al acercarnos al escenario y verlo flanqueado por gabinetes Marshall, teníamos entonces la seguridad de que el evento estaba confirmado. Además de que en los extremos ya ondeaban los logotipos que conocemos de Michael Schenker, formados por una calavera y dos guitarras entrecruzadas.



Era muy temprano y pudimos presenciar el chequeo de sonido de ambos guitarristas, con lo que pudimos darnos cuenta un poco de lo que tendrían preparado para esa noche.



El evento comenzó oficialmente a las cinco de la tarde, con la presencia de cuatro bandas locales de los más diversos géneros. Esa tarde hubo power metal con Ancestry, ska punk con los Apex, new hardcore con Let Jason Die y rock clásico con Skirla. Y lo más sobresaliente fue ver como ante el público (de por sí variopinto), los numerosos seguidores de Scorpions siempre respetaron a los músicos sobre el escenario, por mucho que los estilos musicales no comulgaran del todo. Pero gran sorpresa nos causó la recepción que le dieron a los veteranos de Skirla, quienes como buena banda mexicana ochentera, se mueven por diversas vertientes rockeras, paseándose entre el metal, el progresivo, el pop, el rock clásico y hasta el hardcore. Para entonces mi apreciación me decía que me encontraba entre unas cuatromil personas. Sin embargo algunas notas periodísticas, informaron que al Parque El Palomar llegaron esa noche entre ocho y diezmil personas.




Uli Jon Roth tomó el escenario, entre humo y un estupendo sistema de iluminación, iniciando su actuación rindiéndose ante Hendrix con “All along the Watchtower”. La respuesta del público (para su servidor y evidentemente para el mismo Uli), fue absolutamente sorprendente. Brincaban y cantaban las canciones perfectamente conocidas ante la evidente emoción del guitarrista alemán. Su presentación se conformó en gran parte por material de su época con Scorpions (Sails of Charon, Dark Ldy, We´ll burn the sky, In Trance, Polar Nights, Pictured Life y Fly to the Rainbow entre otras), algún par más de homenajes a Hendrix (Little Wing y Vodoo Chile), y muy poco de su material como solista.



Algunas fallas por parte de Eliot “Dean” Robinson en el bajo (quien más tarde dobletearía tocando con MSG), fueron librados con las tablas que se carga el alemán en cuestiones de improvisación y colmillo sobre los escenarios. Cien minutos de psicodélicos y pesados pasajes, son los que Uli Jon Roth estuvo en el escenario, haciendo una noche inolvidable para la grán cantidad de seguidores de Scorpions que se reunieron esa noche. Notablemente emocionado agradeció al público norteño y anunció que tan solo en unos minutos Michael Schenker continuaría con el festín musical.



De acuerdo con lo que las porras y vitoreos del público indicaban, el acto estelar estaba por llegar y de manera contundente el Mad Axeman tomó por asalto al público mexicano (por segunda ocasión en el mismo año). Variando de acuerdo a lo que presentó el 22 de febrero pasado en el teatro Metropolitan de la ciudad de México, ahora Michael Schenker comenzó su presentación con “Into the Arena” y lo perfectamente aceitado de sus banda fue evidente, en contraste con la mencionada presentación de hace algunos meses. Pues si bien es cierto que aquella también fue inolvidable, lo cierto es que era la primera actuación después de varios meses de receso para la banda y también la primera con Carmine Appice en la banda (y recuperándose de una operación). Ahora la contundencia de la banda era inminente, a pesar de nueva cuenta de las constantes pifias por parte de Mr. Dean (el patrón de Dean Guitars). Esta versión de la MSG se complementó de nuevo por David Van Landing en vocales y Wayne Findlay en guitarra y teclados; y el baterista (que también tocó con la banda de Uli Jon Roth), lamentamos no haber escuchado bien su nombre cuando lo presentaron.



La selección de canciones que interpretaron, también fué muy similar a la de la ciudad de México (Cry for the Nations, Are you Ready to Rock, Attack of the Mad Axeman, Rock my Nights Away, Let Sleeping Dogs Lie, Lights Out y Rock Bottom entre otras), pero con la novedad de que interpretaron “Before the Devil Knows You´re Dead”, de su nuevo disco “Temple of Rock”. La presentación de MSG fue más breve que la de Roth, pues tras apenas 75 minutos sobre el escenario, Michael Schenker se despidio, para regresar pronto al encore con una sorpresa anunciada. En ese momento se concretó lo que ya había dejado escuchar durante el soundcheck y el riff de “Natural Thing” de UFO inundó al Palomar. Y para el momento del solo, Uli Jon Roth fue bienvenido de nueva cuenta al escenario y el duelo de entre alemanes no se hizo esperar. El cierre de tan inolvidable evento llegaría, como era de esperarse con “Doctor Doctor”; y de nueva cuenta el intercambio de turnos ante el público cautivo, firmó en nuestra memoria uno de los mejores y más inauditos eventos que su servidor ha presenciado.



El Diablo crée que que lo presenciado en este concierto, conlleva mucha de la responsabilidad para que exista una escena heavy metalera, no solo en Chihuahua si no en el mundo entero actualmente. Sin embargo es lamentable, que a pesar de haberse tratado de un evento gratuito, la ignominia haya predominado sobre esta, la segunda presentación de su Majestad Michael Schenker en territorio mexicano. (Nota: También fué la segunda ocasión para Uli Jon Roth en nuestro país, tras su actuación en la última edición del Monterrey Metal Fest).




Michael Schenker, como es costumbre en este espacio, de nueva cuenta el pinche Diablo de pié te saluda!












Fotos tomadas por el pinche Diablo.










1 comentario:

Omar dijo...

Sr. Diablo es una foto balconeó a un compa jajaja