domingo, 13 de julio de 2008

Phenomena - Imagen y sonido.

La estupenda portada del disco.


Chachareando en Tepito, a mediados de la década de los ochenta, llegó a mis manos el cassette de Phenomena. De él había leído algo en Conecte y se antojaba bien interesante, ya que se trataba de un grupo de músicos, que en algún momento habían formado parte de Deep Purple, Rainbow y Whitesnake. El material de este proyecto giraba en torno a una historia de terror y el plan original se trataba de hacer también una película y embarcarse de gira. Para tal efecto pensaron en acondicionar un autobús, en el cual proyectarían la película y la banda la musicalizaría en vivo. Hasta ahí mi información en ese momento.



Dario Argento.

Poco después y ya clavado en las películas del maestro italiano Dario Argento, me enteré que había realizado una película con el mismo nombre, "Phenomena", la cual en México se había estrenado como "Inocencia Satánica". Y pues llámenlo inocencia (satánica seguramente), falta de recursos informativos (pues no había Internet), o hasta pendejada. Pero la cosa es que se nos hizo fácil (porque como siempre eran crímenes compartidos con el Estrella de la Mañana), y asumimos que el famoso disco de Phenomena, no era más que el soundtrack de la película de Argento. Y así duramos mucho tiempo, hasta que conseguimos la película y comenzamos a esclarecer el misterio.



La característica brutalidad de Argento.

Phenomena (la película), data de 1985 y al verla me enteré de que el soundtrack se compone por canciones de Iron Maiden, Motorhead y material realizado para la película por sus eternos Goblin ( en realidad solo Claudio Simonetti y Fabio Pignatelli para la ocasión), y Bill Wyman. En la que es su octava película, Argento nos presenta una más de sus retorcidas historias y en esta ocasión nos cuenta la historia de una interna en un colegio para niñas, la cual tiene la extraña capacidad de comunicarse con los insectos. Aparte de esta cualidad, la chica en cuestión es sonámbula y en una de sus involuntarias experiencias noctámbulas es testigo de un crimen. Dicho papel marcó el debut de la bella Jennifer Connelly como protagonista, pues su primera aparición ante las cámaras puede ser visto en “Once Upon a Time in America” (1984), de Sergio Leone. Desde entonces la conozco, aunque ella a mí no (lo cual es una verdadera pena).

Un par de instantáneas de Jennifer Connelly con Donald Pleasence.


Con la ayuda de un entomólogo, interpretado por Donald Pleasence, los crímenes son esclarecidos. Pero por supuesto para llegar a este punto, Argento hace con nosotros lo que quiere, tal y como era su costumbre. Y es que por desgracia para sus seguidores, quienes hayan visto ya su más reciente entrega "The Mother of Tears" (2007), saben que esto es algo que se extraña, pues el maestro de verdad chafeó. Y es que con esta conclusión a su trilogía de Las Tres Madres, conformada por Suspiria (1977) e Inferno (1980), parece que el trabajo final lo hubiera realizado Eli Rooth y sus trucos baratos para apantallar chavitos.

Con las manos en la masa.

Dario Argento, si te encuentras leyendo esto, sabe que tus viejos seguidores esperamos que endereces el camino. Sabemos que podrás.

La versión gringa.
Como dato mamón que probablemente les valga madre (pero sé que habrá por ahí quien se muera de envidia), les diré que tengo Phenomena en muchos formatos. Prehistórico Beta editado en México, subtitulado en español. VHS gringo editado por Anchor Bay, con la película restaurada y remasterizada en su edición completa, sin cortes. Este incluye, documentales, entrevistas con Argento, Claudio Simonetti (de Goblin), los videoclips de varias de las canciones, etc… El dvd de la misma compañía tiene lo mismo, pero pues es calidad dvd y aparte ya está descatalogado. Y para acabarla de joder, poseo la edición japonesa en láser disc doble! La cual incluye de regalo una foto (muy mal impresa, por cierto), de Connelly y un documental de Argento. La edición es prístina. Que mamón, lo sé. Pero entiendan que es un honor presumir la videoteca. Perdón, perdón. Y para no variar los gringos con sus desmadres, editaron la película con algunos cortes y la titularon "Creepers". Así que cuando la vean bajo ese título, corran y no miren hacia atrás.


Varios músicos de Phenomena, con su creador al centro.
Phenomena (el proyecto musical, el disco), data de 1984 y es un proyecto conceptual ideado por su productor Tom Galley. El hermano de Tom, Mel, fue el guitarrista del proyecto y al principio de su carrera perteneció al trío Trapeze y posteriormente militó en una de las alineaciones más brillantes de Whitesnake. El cantante del disco era un tal Glenn Hughes, lo cual llamaba mucho mi atención, pues aparte de haber sido bajista y cantante de Deep Purple, también cantaba en el que sería el primer disco como solista de Tony Iommi, "Seventh Star". El baterista no tenía pedos, pues el sonido de Cozy Powell es tan reconocible como la voz de Hughes. Y como logra eso un baterista? Con huevos y talento señores. En el bajo estaba Neil Murray, otro veterano de Whitesnake. Y el tecladista era Don Airey, un veterano de Black Sabbath, Whitesnake, Ozzy Osbourne, Deep Purple… en fín. Airey ha tocado casi en todas las bandas cabronas del planeta Tierra. Y hubo otros músicos que participaron en algunas canciones. Pero principalmente fueron los que mencioné. Carajo, todos ellos han formado parte de Black Sabbath en algún momento!

Musicalmente Phenomena es una obra maestra de lo que en Europa se conoce como AOR (por las iniciales de Adult Oriented Rock), y por nuestras tierras, en la década de los ochenta se le conoció como hard rock. A los rudos se le hará muy melódico y hasta fresa. Pero si no le temes al escarnio metalero, el disco es grandioso. La impresionante producción de su perpetrador Galley, permite que cada uno de los instrumentos sea disfrutado al máximo, enmarcando el magistral trabajo de Hughes. Sin embargo, quizás sean los teclados el elemento memorable del conjunto. Las melodías en voz de Hughes son entrañables y por la contundencia de la batería, parecería que se trataba de una banda perfectamente aceitada por el tiempo.


El segundo capítulo, aún interesante.
Pero jamás cercano al primero.
Posterior al primer disco, los hermanos Galley continuaron con la saga conceptual grabando tres discos más, en los que una pléyade de músicos continuó en colaboración. Y entre muchos podemos contar a Brian May, John Wetton y Tony Martin. Jamás se realizó la película del plan original, aunque el año pasado resurgieron los planes al respecto. Sin embargo una pieza clave del conjunto se acaba de perder.

Hace apenas unos meses, Mel Galley se desvaneció al subir al escenario, y el reporte médico fue tajante. Mel tenía una especie de cáncer en etapa terminal. La noticia causó un shock a los aficionados y músicos de este rock ochentero, pues la manera en la que Mel lo afrontó fue por demás peculiar. En diversos comunicados se despidió de sus fans e incluso organizó (como cada año), su fiesta de cumpleaños para despedirse de sus amigos. Glenn Hughes puso a disposición de sus seguidores, un apartado postal para recibir regalos y mensajes que personalmente entregó a Galley. Mel murió el pasado primero de julio.


Mel Galley en su cumpleaños número sesenta,
en compañía de Glenn Hughes.

Un par de anécdotas de su vida:

Su salida de Whitesnake se debió a que durante una noche de farra con John Sykes, ambos se quedaron dormidos manejando y en el inevitable accidente Galley dañó unos de sus brazos. El accidente lo incapacitó por una larga temporada y de hecho nunca se recuperó adecuadamente. Y la otra historia se dio apenas el año pasado, cuando un impostor fue descubierto al hacerse pasar por Mel Galley, solamente para dar autógrafos y regalar plumillas a sus incautos seguidores. Lo más bizarro del asunto es que el suplantador declaró, que esta era una actividad a la que se dedicaba desde hace diez años.

Quieren darse un quemón de lo maravilloso, que fue vivir estos descubrimientos en la década de los ochenta? Háganse un favor y vean y escuchen estos documentos. El que busca encuentra.



9 comentarios:

El angel de metal dijo...

Buen escrito. Interesnates las anecdotas.

Por cierto, una correccion: la palabra bizarro esta mal utilizada. La palabra significa valiente, y no significa raro, como muchos creen.

saludos.

Reuter Nopálzin dijo...

Se ve muy interesante el proyecto con puro pesado del Rock.

Ya encontré la película pero los discos no. Seguiré buscando...

Morningstar dijo...

Como la memoria de Roy Batty en Blade Runner (aunque sea un lugar común), resulta realmente una pena que la experiencia de escuchar un proyecto como Phenomena parece que morira cuando desaparezcamos los que lo escuchamos en su momento, pues pocos o nadie recuerdan este trabajo y otros de esa especie. Quién dijo algo ahora con la muerte de Mel Galley. Efectivamente, se tratan de esfuerzos que pertenecen a una época, y cuyo entendimiento por parte de nuevas generaciones de escuchas parace negado. Pero ya se mencionó, el que busca encuentra.

Diablo Despierto dijo...

Muchas gracias por la observación Angel de Metal. Y como te puedes imaginar corrí al diccionario y efectivamente, tienes toda la razón. Será dificil deshacerse de tal costumbre.

Saludos.

El angel de metal dijo...

De nada. Todos nos equivocamos "sin querer queriendo". Cuando estaba en secu mis amigos se burlaron de mi al creer (por no poner atencion a la clase de sexualidad)que el occipucio era otra cosa. Lo bueno es que siempre habra gente para corregirnos en las buenas y las malas (por cierto, yo tambien aplique esa del occipucio a varios amigos... y efectivamente, era chistoso jejeje). Pfff, como me gustaria tener acentos en esta compu.

lusia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
LaloWolfen dijo...

Entonces no pitufa "Mother of Tears"? mm no he tenido oportunidad de verla y ps si es una lastima que comentes que chafeo.
De cualquier manera la conseguire para verla al igual que Phenomena que tampoco he tenido el gusto de poder verla.

arcgabriel dijo...

Enorme Post:
Muchas cosas que comentar. por ejemplo, Alguna vez te platicò el Arthur y su compinche vecino del puesto de junto, un gordito sonrojado, que Jennifer Conelly, habìa estado ahi, en la lagunilla y se habìa sentado con ellos a cotorrear un rato. SI LO SOÑÒ EL ARTHUR, es otro pedo, pero, que lo declarò hasta que se cansò ... a huevo. Què tal que fue cierto y tù andabas por ahi, con tus fotos y tus compactos, y te la topas de frente.
Glenn Hughes. El maestro, la voz, el bajo. Yo re-descubro al Hughes en esas tardes de caguamas y tlacoyos verdes de la Lagu. Recien le habìa llegado al Arthur, el SOULFULLY LIVE IN THE CITY OF ANGELS. Què agasajo!!! tù y tus cuates siempre tan "aistemios", pero, yo y los mìos, hasta el huevo de cebada, muertos de risa de cualquier pendejada. Ahi estaba el Hughes, el Sykes, el Galley y màs de aquellos que mencionas, que siempre te restregaba el dueño del puesto de los DVDS y su chingada television junior, que nunca agarraba bien. Què tiempos, no? Aun me acuerdo el primer domingo de hace unos cuantos años que, ustedes bien propios, andaban brindando con un vino tinto.
la perdida de guitarristas legendarios como el Mel, te muestran que "Tan lejos, tan cerca" como dijo Wenders, estar de dejar que la memoria se pierda para siempre en ti y suspirar porque no se apague en otros.

SALUDOS ROGE, GRACIAS POR LOS REMEMBERS.

Diablo Despierto dijo...

Arcangel, saludos.

Te comento que conozco la verdad y lo del buen Arthur fue choro de puro ardor, pues le dije (y lo sostengo), que a Jennifer yo la ví primero.Y recuerdo que el par de ilusos cargaban cada ocho días, una foto recortada del periódico, quesque para que se las autografiara el día que apareciera por la Lagunilla. A eso llamo fé.

Y del maestro Hughes tengo otra guadadita, aunque muy breve por desgracia. Pero en ella describiré cuando lo ví en persona, ni más ni menos que en la Ciudad de México! Aunque usted no lo créa.

Saludos arcangel.