lunes, 26 de marzo de 2012

"Neo - Thrashers" - Solo el tiempo dirá.

Quien diga que desde que nació traía el disco duro cargado de rock miente! Todos pasamos por un proceso de aprendizaje, ya sea porque algún familiar o amigo nos lo compartió o por diversos ganchos que el rock ha tenido a bien desarrollar.

Salvo excepciones, todos caimos presas del rock a temprana edad. Es decir, cuando somos susceptibles a los ganchos que mencionamos, ya sea lo pegajoso de algunas melodías, por la portada del disco, por la necesidad de identificarse con la actitud de rebeldía, por la necesidad de compañía, porque vemos en el rockstar al super héroe de nuestra predilección o porque sencillamente la electricidad del rock ha comenzado a correr por nuestras venas. Pero el punto es que todos tuvimos invariablemente, un punto de inicio en nuestra carrera en el rock.

Todos la sufrimos para adquirir nuestra primer playera negra y algun ratito le invertimos frente al espejo, para sentirmos convencidos de que así ya podíamos dejarnos ver en un concierto. De igual forma, aprendimos a buscar los discos y el material en las tiendas o lugares especializados y con el tiempo hicimos hacia estos un camino real.

Resumiendo, todos fuimos en algún momento el nuevo de la escena, el Neo-metalero, el Neo-thrasher, el Neo-rockero. Y este prefijo solamente el tiempo y la persistencia se encargarán de eliminarlo.

Ahora, hablando estractamente de la escena heavy metalera de nuestr país, por cuestiones históricas a muchos de nosotros nos ha tocado ver su nacimiento, extinción, transformación y renacimiento. Y si subrayamos que el metalero es egoista por naturaleza, entenderemos lo criticón que como músico o espectador se puede llegar a ser. En su momento criticamos, repudiamos y rechazamos al hard rockero por fresa, al
rockero clásico por viejo, al progresivo por ñoño, al metalero-fusionero lo tachamos de mamón por tocar funk y hip hop, a Anthrax por usar bermudas, a Metallica por vendidos, a Judas Priest y Iron Maiden por usar sintetizadores en algún momento, a Ozzy por sus constantes mamadas, al blackmetalero por “poser” y en algún momento hasta al metalero mismo por no mantenerse “undergound”. La cosa es que esto ha sido el cuento de nunca acabar y la falta de un criterio real o nuestras propias limitaciones, nos han llevado a criticar como un instinto natural del rockero o metalero.

En este contexto y ya avanzados en cuanto a lo de demostrar una actitud absoluta e integra, una situación constante ha sido la de demostrar que somos poseedores de la verdad y nadie más es siquiera candidato o aspirante a la misma. Se ha caido en la comodísima postura como espectador, de que determinada banda o artista ya no la hace o ya no ofrece lo que nos gusta, para desembarazarnos quizás así del compromiso que antes también nosotros teníamos hacia ellos. Ya no compro sus discos o ya no voy a sus conciertos porque ya se “vendieron”.


Ya no tocan tan rapido, ya no componen igual o ya estan viejos y tienen que bajarle a no sé cual tono durante sus interpretaciones. Estos son solo algunos de los argumentos comunes del metalero o rockero consumado. Solo él es digno de decidir, él no envejece pero el músico sí. De él no han cambiado sus convicciones, pero las de su ex-ídolo sí.

Ojalá hubiera un patronato o fondo gubernamental para mantener a todos los rockeros del país y que de esta forma pudiéramos siempre andar con el cabello largo y pasar el tiempo escuchando discos y viendo videos. Pero no, por desgracia dichas instituciones no existen y distan mucho, muchísmo de ser una realidad. Así que nos chingamos y sigamos criticando a quien pierda alguna de sus características primigenias como rockero/metalero.

Así las cosas, qué podiamos esperar del momento en el que las nuevas generaciones hicieran su aparción? Qué acaso nuestros hermanos menores, sobrinos o hijos, nunca habrían de aspirar por una rebanada del pastel del rock? De ese del que nosotros mismos les dimos probaditas. Si bien es cierto que las condiciones en las que a ellos se les esta dando este festín, son diametralmente diferentes a las de nosotros. La verdad es que tampoco son ellos culpables de ello. El hecho de que antes tuviéramos que reunir mucho dinero para adquirir un disco y encargarlo de importación; y que ahora ellos tengan un Mixup en cada esquina para conseguirlo o que con presionar un botón, tengan el mismo disco gratis para escucharlo en su teléfono; es una situación que nosotros mismos hemos permitimos que se desarrolle.


Y es en este escenario, en el que los llamados Neo-thrashers han hecho su acto de aparición. Hay quienes los llaman plaga y los considera en exceso molestos. Pero en realidad son una nueva generación ávida por escuchar y disfrutar de los placeres del heavy / thrash metal y lo que su diversidad les permita. Si al metalero de avanzada le molesta su presencia, quizás es porque este joven lo empujó al hacer su slam (lo cual es normal, pues tiene más energía que tu). Si no te deja ver muy a gusto en el concierto, es porque brinca con las ganas que tu ya no traes para hacerlo, pues es más joven que tu. También son objeto de burla porque se ven muy graciosos con sus pantalones ajustados, sus chalecos con parches y su melena de casco, tal y como lo hiciste tu hace casi treinta años.

De su lealtad hacia el género solo el tiempo nos dará cuenta, tal y como lo hizo con nuestra generación. Sin embargo una cosa es cierta y es que por cada ruco como nocotros, hay cinco de ellos y ahora ellos son los que estan apoyando a nuestros grupos (muchos de esos de los que ya no escucho ni compro porque ya no me convencen).


Me pregunto, uno como espectador cómo madura, para mantenerse más incólume que el artista mismo? Recuerdo cuando en 1989, un grupito de “punks” quizo complotear los conciertos de D.R.I. en la Arena Adolfo López Matéos, con el argumento de que ya se habían “vendido”. Y ahora 23 años después D.R.I. continúa en acción y con su discurso intacto, se mantienen independientes y ahora sus recientes conciertos en México se han visto poblados de Neo-thrashers.

De verdad espero que muchos de estos Neo-thrashers, pasen la prueba del tiempo y en el futuro el grupo de “los que aguantamos vara” sea mayoritario. Y que con ello seamos de verdad un público con criterio, al que los promotores le vendan lo que pide y que no sea al revés, un público que consume lo que le dan.



No olviden revisar este mismo tema, pero en las palabras de:




6 comentarios:

Alexa DeLarge Von Hofstadter dijo...

Interesante tu escrito, y si,

En la pose no se puede vivir toda la vida - cofcofalgunosblakerscofcof, y la otra es la actitud que toman algunos niños ( jeje tengo 33 años) que llegan a tratar de "enseñarte" bandas del 84, y pues no, así no son las cosas y si se creen poseedores de la verdad absoluta!.... además de que "ay si traes chaleco" eres Thrasher :S el chaleco te hace thrasher automaticamente? saludos

Chico Migraña dijo...

Cómo sí me ví reflejado en tu comentario de que te empujan en el slam jajajaja. Hace dos días, en Opeth, un glóbulo me dijo que me veía muy tranquilo, que si no me estaba gustando el concierto. Los años no pasan en balde jeje. Muy buen texto Howdy. Saludos.

Aldo dijo...

Yo creo la esencia se perdió o si no la escena en este país se encuentra podrida.La mala onda se persibe en muchos eventos excepto algunos shows actuales que son espontaneos(SACRED REICH) o cuando se da una mezcla de asistentes "nuevos" y los "vieja esculela" que entienden de que se trata esto(un acto meramente amigable y eufórico).La mayoría que son catalogados neo thrashers no entienden la onda(así, como la canción de Cypress Hill)

Aldo dijo...

Saludos!!!

Rik dijo...

Me llamó la atención que lo criticón del metalero lo justificas diciendo que "el metalero es egoista por naturaleza". Estaría chido intentar conocer el porqué ese egoismo natural. Quizas porque antes esta música no era facil de conseguir, por lo que estar en esa viada implicaba tiempo, dinero y esfuerzo, y es mal visto que de buenas a primeras se te pare un cabron queriéndote chorear. Esta puede ser una posible explicación. Que piensan? saludos!

dante alcantar dijo...

Tengo 19 años mi pasión es el thrash, y espero que al paso de los años las bandas que hoy escucho (Municipal Waste, Violator, Gama Bomb, Hexen,Strike Master,Commando, etc etc) sigan provocando esas ganas de querer hacer headbanging y querer entrarle a mosh aunque envejezca tal vez no sería lo mismo usted lo dijo siempre llegan nuevas generaciones de rockers/metaleros con mas energía que tu pero quisiera inculcárselo a mis hijos así como mi padre lo hizo conmigo escuchando Creedence, Lynyrd Skynyrd y Led Zepellin.